La utilización de caucho con excelentes propiedades mecánicas garantiza una mayor durabilidad, tanto de la plancha como de la zona que se desea proteger.

Las planchas se fabrican mediante vulcanización en caliente sobre chapa granallada con un espesor de 3 mm, tratada con elementos que mejoran la adherencia de la goma al metal.