CONSEJOS
DE MANTENIMIENTO PARA
BANDAS TRANSPORTADORAS

CONSEJOS
DE MANIPULACIÓN

Se recomienda mover las bandas suspendidas por el eje de la bobina. Si se decide hacerlo rodando la bobina, es importante comprobar que el sentido de la rodadura coincide con el de bobinado de la banda. De esta forma, se evitará el aflojamiento de las espiras interiores de la bobina.

CONSEJOS
DE ALMACENAMIENTO

Las condiciones más adecuadas de almacenamiento son de 10 a 25º C de temperatura, con una humedad del 20 al 70%. Si la banda se almacena en condiciones de ambiente frío, deberá calentarse antes de proceder a su instalación y empalme. Esta recomendación resulta especialmente importante en el caso de bandas de Cloropreno o Nitrilo ya que, tras una exposición prolongada a bajas temperaturas, el material se vuelve rígido, por lo que debe realizarse un reacondicionamiento térmico antes de proceder a su manejo.


Los embalajes que cubren la banda transportadora tras su salida de fábrica resultan aptos para su almacenamiento en el lugar de destino, salvo que hayan sido dañados durante el transporte.

Es importante evitar el contacto de la banda transportadora con aceites, disolventes, agentes corrosivos, luz del sol directa, motores o elementos eléctricos que produzcan chispas generadoras de ozono, y en ambientes ventilados y frescos.

Es aconsejable almacenar la bobina suspendida por un eje que la atraviese por el centro. En caso de almacenarla directamente apoyada en el suelo, debe colocarse sobre una base de madera en un lugar seco.

Sello Pyme Innovadora 2018